los jovenes

Loading...
Loading...

viernes, 2 de abril de 2010

FORTALEZAS Y DEBILIDADES DE ENSEÑANZA DEL DERECHO EN ACATLÁN

“Siendo la justicia una cosa tan buena
¿cómo la profesión de abogado puede
dejar de ser una profesión honesta?.
A pesar de eso, yo no se qué mala
práctica, disfrazada bajo el estimable
nombre de arte, ha desacreditado esta
profesión .”

PLATÓN EN LAS LEYES

Dice la biblia por sus frutos los conoceréis, por ello los 35 años de formación de licenciados en derechos en la FES Acatlán, fundamentalmente se debe conocer y reconocer, por la calidad de sus egresados, Como profesor desde la primera generación, aquella que incluso inicio sus estudios en Cuautitlán, en 1974, he tenido la fortuna de ver como algunos de mis alumnos se convirtieron en gobernador de su estado, legisladores, consejeros del IFE, procuradores de justicia, Magistrados, Notarios, litigantes, destacados abogados corporativos, maestros….solo por ejemplo, en el municipio en el que radico, Tlalnepantla, tres egresados de derecho de Acatlán, a los que les dirigí sus tesis profesionales, han sido presidentes municipales, el actual, de la primera generación, y lo es por segunda vez.

Tan creo en la calidad de la enseñanza de derecho en Acatlán, que quien es lo más valioso para mí, la que quedó como mi única hija, orgullosamente estudia derecho en Acatlán. Acatlán por ejemplo fue la primera institución educativa que impartió la cátedra de derecho económico, fue precursora de pres especializaciones en la licenciatura, cuenta con una planta solida y muy prestigiada de profesores y son muchos los logros y fortalezas con las que cuenta.

Pero la anterior, no nos hace dejar de ver, que junto sus fortalezas, hay también debilidades, como el hecho de que muchos de nuestros egresados, no encuentran trabajo o realizan actividades por las que obtienen una muy baja remuneración; por ello y así como un médico, para hacer un diagnostico y dictaminar un tratamiento, para devolver la salud de un paciente, no debe centrarse en lo que esta sano y lo que funciona bien, sino en lo que está enfermo y requiere tratamiento, en los siguientes párrafos sin desdoro de las muchas fortalezas, veremos a continuación algunas debilidades, particularmente solo dos, una que no es propia de Acatlán, sino de todas las facultades y escuelas, en las que se imparte la licenciatura en derecho, y es que pareciese que el costo de oportunidad de estudiar derecho, parece elevarse en relación con los rendimientos, que ya en el ejercicio de su profesión, obtienen un gran porcentaje de egresados, a cambios de su valiosa inversión de tiempo. Y el otro es que el que hace 25 años, fue un ejemplar y de avanzada plan de estudios, ha quedado superado por la dinámica social y jurídica, que se ha dado en el país.

El costo de oportunidad es aquello a lo debe renunciarse para obtener una cosa, en el caso de la formación de abogados, este costo de oportunidad lo cubre el propio estudiante, sus familias y la sociedad. Actualmente y en ocasiones, en el plano económico y social, pareciese que este costo de oportunidad, es muy alto, en relación con la productividad que genera un egresado en derecho, esto es se requiere evaluar, si el capital humano que se genera con el estudio de la licenciatura en derecho, significa una inversión social y personalmente útil para quien la estudia.

Así sin duda la enseñanza del derecho, tiene que cuestionarse, para analizar si a los más de los que estudian derecho, les vale la pena, en términos económicos, el estudiar derecho, en relación a si hubieran empleado ese tiempo, esfuerzo y recursos, en otra actividad productiva, o en el estudio de otra profesión. Y que es lo que tiene que hacerse, para que esa inversión en tiempo y recursos, que se emplean por las instituciones educativas y por los propios estudiantes, se aproveche mejor, para que se cumpla con el propósito de crear profesionales útiles a la sociedad, especializados en ciencias jurídicas, que cuenten con un alto reconocimiento social, que proporcione elevados niveles de bienestar, a quienes egresan de la carrera de derecho.

A lo largo de mas de treinta años de ser profesor en licenciatura en derecho, una comparación empírica entre mis propios compañeros de generación y mis ex alumnos egresados en distintos momentos, hace ver como se ha generado y acrecentado el problema de la desvaluación de la licenciatura en derecho.

Mis compañeros de generación, tenemos en promedio 32 años de haber egresado de una licenciatura en derecho y 57 años de edad, en aquella época, en zona metropolitana prácticamente solo había una institución pública donde estudiar derecho, La Facultad de Derecho de la UNAN en Ciudad Universitaria, y casi solo dos privadas, la Escuela Libre de Derecho y la Universidad Iberoamericana entonces en la Campestre Churubusco, esta no accesible por sus colegiaturas, a los mas de nosotros. Actualmente los mas de los que nos recibimos, tenemos o tuvimos, excluyo algunos ya jubilidados y otros ya fallecidos, niveles medios y medios alto de vida, y si bien hay diferencias socioeconómicas, particularmente entre los más pobres, que somos los que nos dedicamos a la vida académica y los más ricos, que son los que tienen suntuosos despachos, o fueron políticos, estas no son muy altas y en una curva de Lorenz, estarían muy por debajo del índice nacional de desigualdad.

En un segundo grupo están egresados cuando iniciaba mi vida como profesos, en promedio adultos entre 35 y 40 años de edad, con promedios de 15 años de haber egresado, ellos ya tenían muchas opciones donde estudiar derecho, a nivel público ya existía la UAM y las entonces ENEPS Acatlán y Aragón en la UNAM, y crecieron y se multiplicaron las universidades privadas. Actualmente algunos de ello, destacados en la política, los negocios y sus despachos son muy ricos, pero la mayor parte esta laborando como empleados en niveles de ingresos medios, pero ya hay muchos en actividades ajenas totalmente a la licenciatura en derecho, generalmente mal remuneradas, y en el desempleo, la informalidad y aún en el subempleo. Así, con respecto al grupo anterior, la curva de Lorenz, se ha agravado, esto es, los niveles de desigualdad se han agigantado. Muchos de ellos, me platican que después de muchos años de recibidos se arrepienten de haber estudiado derecho.

El tercer grupo son los egresado recientes, exalumnos que hace apenas unos cinco años estaban en las aulas de la licenciatura, son jóvenes de 25 años de edad en promedio, ellos ya se enfrentan la competencia de egresados de universidades públicas, donde a crecido la matricula, de las instituciones privadas de buen nivel académico, pero además el de egresados de múltiples y cada vez mas crecientes escuelas y universidades privadas, pequeñas y muchas de muy dudosa calidad académica, incluso con la competencia desleal,. Entre estos jóvenes, hay algunos, principalmente por el apoyo y las relaciones de sus familias, que tienen despachos muy lucrativos o muy buenos trabajos en el sector privado o público, pero aquí si la gran mayoría, o no esta satisfecho con sus ingresos, o abiertamente esta en el subempleo profesional y muchos en un desesperante desempleo, continuamente recibo visitas y llamadas de esos exalumnos algunos incluso muy buenos como estudiantes, pidiéndole que los apoye para encontrar un empleo, Aquí si la curva de Lorenez es excesiva, las desigualdades muy notorias, y sobretodo muy alto el nivel de frustración, de muchos que estudiaron su carrera, con una ilusión que no pueden realizar.

Cuales son los motivos por los que se da este fenómeno del creciente desempleo, subempleo, baja remuneración y desigualdad, en la apreciación social y económica entre los egresados de derecho.

En primer lugar a que prevalece no una ley jurídica, sino una ley económica, la ley de la oferta y la demanda; así la excesiva oferta de abogados, principalmente generada por la proliferación de las conocidas como escuelas y universidades “patito”, por el hecho de que muchos de los que eligen la licenciatura en derecho, mas que por una vocación de servir a la sociedad con sus conocimientos jurídicos, lo hacen motivados primero por la observación de que hay algunos abogados que ganan mucho, ya sea marginando la honestidad, o por llevar asuntos, cuya cuantía es tan alta, que ganar un solo asunto o juicio, les puede significar ingresos equivalentes a lo que un profesionista medio, ganaría en varios años de trabajo. O por ser consideraba erróneamente, como la mas fácil, porque no lleva matemáticas, y no hay sangre, ni los estudios excesivo y amplias jornadas de prácticas, que exige por ejemplo la medicina. El hecho es que la sobreoferta de abogados que se genera, afecta el nivel medio de ingresos de los abogados y genera un gigantesco ejercito industrial de reserva de abogados, que tienen como destino el desempleo y el subempleo. O los costos comparativos son inadecuados con respecto a otras carreras y la productividad marginal que se atribuye a los especialistas en derecho, se considerara baja y ello afectara los ingresos marginales y medios de los abogados.

El segundo lugar es la competencia de otras carreras, por ejemplo antes la materia fiscal era manejada principalmente por abogados, actualmente lo es por contadores; antes lo cargos diplomáticos eran exclusivamente de abogados, ahora prevalecen licenciados en relaciones internacionales, economistas etc; antes en los mas de los cargos de elección popular y de funcionarios administrativos en los tres niveles de gobierno, eran licenciados en derecho, ahora ya no.

El tercer lugar se debe a la larga y pronunciada crisis económica que afecta a la sociedad, que provoca resistencia e imposibilidad de pagos, esto provoca solo como ejemplos que muchos prefieran separarse de hecho, pero no tramitar un divorcio; abandonar a sus familiares implicados en un caso penal al pobre apoyo del defensor de oficio, por no tener para pagar un abogado;
En cuarto lugar a cuestiones demográficas y sociales, los jóvenes son cada vez mas, pero los viejos no dejamos espacios a estos jóvenes, dado por un lado el incremento en promedio de vida y por otro lado la limitaciones en materia de jubilaciones,.

En quinto lugar la baja calidad profesional, esto es que los egresados no salen con los conocimientos y la experiencia para satisfacer las necesidades de los clientes o empleadores, sean estos particulares, sean empresas o sea el gobierno en cualquiera de sus formas y sus niveles.

Sexto Los mas de los egresados no están preparados para algo tan básico, como conseguir empleo, en general no se les enseña en las escuelas y facultades de derecho, como por ejemplo hacer un currículo, como llegar y comportarse en una entrevista para conseguir trabajo, donde buscar y encontrar demandas de trabajo profesional como abogados, como utilizar Internet para promoverse, etc.

Sin duda el análisis del problema y sus causas, pueden ser desarrollados y complementados de muchísimas formas y con gran amplitud, pero lo importante es que existe y se tiene se afrontar.,En primer lugar es necesario racionalizar la formación de licenciados en derecho, para reducir la sobreoferta, esto se debe atender en primer lugar con una buena orientación profesional, si bien lo deseable es que esta orientación profesional se de en el nivel de bachillerato, antes de que los alumnos elijan carrera, debe mantenerse esta en los primeros cursos ya que en todo caso es menos malo que alguien cambie de carrera o decida no estudiar una al principio de ella, y no ya al final o lo más grave que alguien egrese de una licenciatura, para la que realmente no tenia vocación..

Otro aspecto fundamental, es exigir a las autoridades que dan validez a la enseñanza en escuelas privadas, que imparten la licenciatura en derecho, que evalúen con rigor académico dicha enseñanza.,

La otra forma de reducir la sobreoferta, es elevar el nivel de exigencia, tanto para desalentar a los que buscan una carrera fácil, como para poder acreditar ante los empleadores, la calidad de los egresados, se debe ver esta mayor exigencia académica no como una limitación a los que menos tienen o por ejemplo a los que estudian y trabajan, sino como un sistema que beneficiará a los propios egresados, ya que se les evitara que pierdan lo mas valioso y escaso que tienen los jóvenes, que es su tiempo, y la frustración de tener incluso un titulo, pero que no les sirva de nada.

Un segundo aspecto es mantener un equilibrio, que permita a los egresados tener y mantener una conciencia social con conocimientos prácticos para tener éxito en el ejercicio profesional; así socialmente no se justifica crear personas capacitadas para hacerse inmensamente ricos, a cualquier costo y en forma individualista anteponen sus interés personales al de los que ponen en su manos su fortuna, honra o libertad, pero tampoco de nada sirve abogados con gran consciencia social, pero ineficientes, que por ejemplo a un grupo de trabajadores despedidos injustamente, este abogado les explique teóricamente la lucha de clases, y los factores que explican el injusto desequilibrio social, si no va a poder llevar ante las Juntas de Conciliación Arbitraje, un procedimiento legal con éxito, que les permita su reinstalación o su indemnización legal

Un tercer aspecto es que se debe incluir en la enseñanza del derecho, una materia relacionada con el real ejercicio profesional, con la forma y medios prácticos, para formar un despacho jurídico o una empresa de servicios jurídicos o para obtener un buen trabajo como licenciado en derecho, ya sea en el sector privado o público; esto es no se trata solo de materias de prácticas procesales, fundamentales sobre todo con la implementación de los juicios orales, sino también una en la que se les enseñe técnicas y estrategias empresariales aplicables al derecho, calidad, gestión de negocios, mercado laboral y cuestiones elementales como la mejor forma de elaborar un currículo o de presentarse a una entrevista para obtener un empleo.

Sin duda todavía es mucho mejor económica y socialmente el tener una licenciatura en derecho, que el no tener ninguna, y todavía los ingresos promedio de los licenciados en derecho, son mas altos que los que obtienen los especialistas en otras varias profesiones, aunque la tendencia es a la baja en relación con otras profesiones. Buscar maximizar la inversión en tiempo que realizan los estudiantes de derecho en Acatlán y la que socialmente hace el estado mexicano, debe ser la principal tarea que debemos emprender quienes formamos profesionales del derecho en nuestra Facultad

En cuanto al plan de estudios, inicialmente la entonces ENEP Acatlán, estuvo en la vanguardia en planes y programas de estudio de derecho, por ejemplo mientras que en la Facultad de Derecho, celebraron con gran pompa, los 30 años de que allá se iniciaron los cursos de derecho económico, en Acatlán los iniciamos, desde 1976, o sea tres años antes, que en la facultad de derecho.

Nuestro actual plan cumplió este año, un cuarto de siglo, ya que fue elaborado en 1984 y aprobado por el H Consejo Técnico el 16 de enero de 1985, en su momento fue muy innovador, particularmente por establecer pre especializaciones y materias muy novedosas en ese tiempo, pero hoy la situación es la siguiente:

PRIMERO Es con mucho, el mas antiguo de los tres vigentes en la UNAM; el de la Facultad de Derecho fue aprobado por el H Consejo Universitario, el 22 de junio de 2004; y el de la FES Aragón fue aprobado por el H Consejo Académico de Área de las Ciencias Sociales, el 9 de abril de 2008; mientras que como ya señalamos, el nuestro es de 1985; fuera de la UNAM la mayoría de los planes de estudio de derecho, han sido revisados recientemente, por ejemplo el del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, es de 2006

SEGUNDO Mientras que en la facultad de derecho, se tienen que cursar y aprobar 55 materias con valor crediticio, y en la FES Aragón 49, en Acatlán solo se tienen que cursar y aprobar 40 materias, para obtener el mismo titulo de licenciado en derecho de la UNAM. Lo que implica que se da el mismo titulo de licenciado en derecho de la UNAM, a los alumnos de Acatlán, que tienen que hacer un menor esfuerzo, en cuanto a número de materias que deben presentar en examen y aprobar. La diferencia se da por que en la Facultad de derecho se llevan primero seis y luego cinco materias por semestre, y en Aragón cinco, en cambio en Acatlán solo se llevan cuatro materias con valor curricular por semestre.

TERCERO Mientras que en la Facultad de Derecho todas las materias se imparten en dos clases semanales, de dos horas, y en la FES Aragón, en cinco clases semanales, de una hora; en Acatlán hay materias que se imparten en dos clases semanales de dos horas, otras en 5 clases semanales de una hora 12 minutos, otras de cuatro clases de una hora cada una, y otras en dos clases semanales de una hora 30 minutos. Esta diferencia en cuanto a número de horas, no tiene ninguna lógica académica, ya que por ejemplo Historia Universal del Derecho, se imparte en dos clases de dos horas mientras que la consecuente y seriada a esta, Instituciones de Derecho Romano, se imparte en cinco clases de una hora y doce minutos. Otro ejemplo Derecho Internacional Público, se imparte en 5 clases de una hora con doce minutos y Derecho Internacional Privado, solo en cuatro horas de una hora.

CUARTO Ni la Facultad de Derecho, ni en la FES Aragón, existen materias que no tengan valor en crédito, como sucede en los casos de Redacción y Metodología Jurídica, que en Acatlán no tienen valor en crédito, y solo son requisitos para inscripción en tercer y quinto semestre respectivamente, mientras que las misma materias en Aragón, si tiene valor en créditos.

QUINTO Las pre especializaciones pensadas hace 25 años ya no corresponden a los cambios jurídicos, que se han dado en el país y en mundo, así por ejemplo, por un lado hay una preespecialización aprobada en el plan de Estudios, pero que en la práctica no se imparte desde hace muchos años, la de Derecho Económico, y por otro faltan algunas preespecializaciones, que serian muy importantes y actuales como la de Derecho Corporativo, Derecho Internacional, derecho procesal, entre otras que ya se han propuesto. También se ha criticado mucho el sistema de materias llamadas optativas, pero que en la práctica son obligatorias para cada preespecialización.

SEXTO Es urgente revisar las materias optativas, ya que ven muchas que ya no son tan relevantes y formalmente se mantienen, aunque muchas ya no se imparten y en cambio faltan materias que estudien muchos nuevos campos del derecho, como el derecho a la información.


Con el propósito de poder iniciar formalmente los trabajos y con el propósito de elaborar un proyecto de nuevo plan de estudios, para que en su momento pueda ser presentado a las instancias universitarias correspondientes para su aprobación, hemos sugerido el que integre una comisión en la que participemos funcionarios, representantes ante los órganos colegiados, maestros de carrera, definitivos y en general algunos de los destacados académicos, de la FES Acatlán no necesariamente solo de Derecho o en todo caso dicha comisión, debe investigar y consultar, a académicos, pedagogos y en general especialistas, para resolver de inicio lo siguiente

PRIMERO El perfil profesional que se requiere obtengan, los futuros licenciados en Derecho

SEGUNDO Resolver ¿Si deben ampliarse, mantenerse solo en un año de los cinco como actualmente esta, reducirse o aun suprimirse el periodo de las pre especializaciones. Y en este último caso, si el plan debe estar integrado fundamentalmente por materias obligatorias o por el contrario, establecer solo un porcentaje de materias obligatorias y ampliar el número de materias optativas, que pudieran tomar los alumnos, sin el marco de una pre especialización determinada?

TERCERO El número y duración de las clases, si debe ser el mismo para todas las materias, si no fuera así, cual sería el criterio académico para que algunas materias tuvieran más horas clase que otras, y cual es académica y didácticamente, es el mejor periodo de duración de las clases, si el de dos horas, como actualmente está en la facultad de derecho y en la mayor parte de las carreras en la propia FES Acatlán, o si una hora como era tradicional y está vigente en la FES Aragón, si una hora treinta como esta establecido en la carrera de derecho en la Universidad Autónoma Metropolitana, o mantener las célebres horas doce minutos, que tienen la mayoría de las materias actualmente en nuestro vigente plan de estudios.

Solo después que se resuelva sobre los tres puntos anteriores, y con ello se sepa cuantas materias se pueden llevar por semestre y con que duración, se debe pasar ya al análisis del contenido del nuevo plan, para definir ¿Cuáles de las materias del actual plan, deben mantenerse y cuales no, cuales deben agregarse, si debe o no haber pre especializaciones, y en este caso, cuales deben de ser, y cuáles de las materias deben ser obligatorias y cuales optativas? ¿Cuál debe ser el programa especifico de cada materia, su carácter practico o teórico, la metodología de enseñanza mas adecuada, la bibliografía. La aula de juicios orales etc.?

Sin duda en la balanza, en estos 35 años, son muchos más los aciertos, los logros y las fortalezas, de la enseñanza del licenciatura en derecho en la FES Acatlán, que lo que falta por hacer, y ello debe motivarnos más para emprender ya, tareas que se sabe son difíciles, pero indispensables para cumplir mejor, el propósito de crear profesionales útiles, en el campo de la Ciencia Jurídica.

La enseñanza del derecho en Acatlán, ha sido un éxito académico, ya que la gran cantidad de egresados no ha afectado su calidad, son muchos estudios imparciales que han ubicado a la licenciatura en derecho en Acatlán , como una de las mejores en el país; su acreditación antes que muchas otras, también ratifica su lugar preponderante; pero debemos recordar que la tarea de los que somos maestros empieza por ayudar a otros a fijar y no perder el rumbo, sigue por reencauzar cuando algo o alguien se aleja de ese rumbo y continua con la alta responsabilidad de alertar, cuando hay el riesgo de perder el rumbo, si no se hacen los cambios necesarios, este es el momento de alertar, para la que la enseñanza del derecho en Acatlán, no pierda el acertado rumbo, que ha recorrido por 35 años. .


MARIO ROSALES BETANCOURT
PROFESOR TITULAR C DEFINITIVO
mrosalesb@mexico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada